"Xingyiquan  o Hsing-I Chuan es el más antiguo de los tres sistemas marciales chinos denominados internos (Nei Jia). Su traducción y pronunciación no están exentas de controversia ya que no existe una traducción exacta de su significado. La trascripción que podemos encontrarnos para el término puede ser Hsing I Chuan (HIC), según el sistema Wade Giles, aunque el Pin Yin es el más utilizado quizá por ser el sistema de romanización oficial para el chino utilizado por los ingleses: Xingyiquan. Su pronunciación es Shing I I Chwen.

 

Podría traducirse como el «boxeo de la forma y la mente», aunque esta traducción podría resultar un poco ambigua a simple vista. Los grandes maestros del pasado lo definieron como una forma de boxeo de imitación a través de la mente, en la que el objeto que se imita es un determinado tipo de energía cuya comprensión y ejecución deben ser controladas por la mente del ejecutante. Es evidente que todas nuestras acciones están controladas por la mente, pero en el caso del HIC la idea que subyace en este título incide en la necesidad de que nuestra mente ejecute la esencia sutil del elemento representado, bien sea un animal o bien sea un elemento de la naturaleza.

 

Lo cierto es que no basta con una representación mímica superficial relativa a gestos, posiciones o movimientos; se debe imitar, o mejor dicho, reproducir la esencia de lo representado desde su más pura comprensión mental. Al ser el sistema más antiguo de la triada que engloba los sistemas denominados «internos», su filosofía para la lucha resulta sobre todo práctica, incidiendo en los aspectos internos del sistema exclusivamente a través de un trabajo repetitivo y refinado de sus técnicas. No carece de trabajos de energía y de control mental al ser ésta la base para el desarrollo de las energías que se mueven en el arte que nos ocupa, aunque la marcialidad del sistema predomina sobre cualquier otro enfoque que se le pretenda dar."